martes, 7 de diciembre de 2010

Se acerca el invierno, los paisajes cambian, caen las nevadas, los vientos soplan fríos, los constipados comienzan a instalarse en nuestra nariz, ojos, gargantas, complicándonos un poquito el día a día.
Para poder evitarlo o eliminar sobretodo la molesta tos, voy a daros unas recetas naturales, muy sencillas, que sirven para cualquier edad ya que no son nada agresivas con el organismo.




Bebida de miel agridulce (para un vaso)
150ml de agua caliente (menos de 40ºc)
Una cucharada sopera de miel
Dos cucharadas (de las de postre) de polen
Una cucharada (de las de postre) de vinagre
Mezcla muy bien los ingredientes y bebe el preparado en pequeños sorbos por la noche. Para entrar  en calor, bajar la fiebre, etc.
  Rábano con miel para el tratamiento de tos persistente.
Preferiblemente rábano negro, sino rojo. Lavar, cepillar y limpiar muy bien el rábano. Pártelo por la mitad en sentido longitudinal y extrae el interior con un pelador de patatas. Corta en trozos muy pequeños la parte extraída y mezcla con miel de mil flores. Llena con esta pasta una de las cavidades del rábano anteriormente separadas y tápala con la otra mitad. Ajusta la dos mitades con hilo elástico y envuelve todo en un paño húmedo para evitar que se seque.
Deja el preparado durante dos días en un lugar fresco y oscuro. Durante este tiempo el rábano rezuma y el líquido se mezcla con la miel. La compota así obtenida se toma con una cucharilla de cafe, repitiendo la dosis hasta seis veces al día, según la intensidad de la tos.
Cocción de cebada para la tos irritativa y la afonía. (Para una persona al día)
150/200 ml de cocción moderadamente caliente.
Bebes pequeños sorbos, de tres a cinco tomas de la cocción, repartidas durante el día. El mucílago que contiene la cebada suaviza y protege las mucosas irritadas de la región bucofaríngea. Esta bebida protege y tranquiliza tus bronquios.

Fuente: Alimentos que curan. Arkano books 2001

0 comentarios:

Publicar un comentario