martes, 8 de marzo de 2011

Hoy quería hacer homenaje a todas las mujeres que dentro o fuera de casa somos trabajadoras, de la mano de un poema de Ana Rosetti.
Esta poeta o poetisa, revolucionó el panorama literario en la España de los años 80, destacando por sus méritos  entre los mejores poetas españoles de la poesía contemporánea.




HUBO UN TIEMPO... 
Hubo un tiempo en el que el amor era un 
intruso temido y anhelado. 
Un roce furtivo, premeditado, reelaborado durante 
insoportables desvelos. 
Una confesión perturbada y audaz, corregida mil 
veces, que jamás llegaría a su destino. 
Una incesante y tiránica inquietud. 
Un galopar repentino del corazón ingobernable. 
Un continuo batallar contra la despiadada infalibilidad 
de los espejos. 
Una íntima dificultad para distinguir la congoja del 
júbilo. 
Era un tiempo adolescente e impreciso, el tiempo del 
amor sin nombre, hasta casi sin rostro, que merodeaba, 
como un beso prometido, por el punto más umbrío de la 
escalera. 
De "Los devaneos de Erato" 1980

0 comentarios:

Publicar un comentario