martes, 24 de mayo de 2016

Agua de Monchique, salud alcalina

En el cuerpo humano, la sangre tiene un valor de pH 7,365, es decir, más alcalino que

ácido. Para sobrevivir, nuestro organismo debe ser capaz de mantener constante este

valor. Una dieta alcalina, abundante en frutas y verduras, ayuda a equilibrar el pH de la

sangre, pero beber agua alcalina natural como la de Monchique es también una forma

muy eficaz de compensar la acidificación del cuerpo asociados con la edad y las

condiciones adversas de la sociedad moderna.

El agua de Monchique es la más alcalina de Portugal y uno de las más alcalinas del

mundo, con un pH de 9,4.

Vivimos una vida ácida

Si la cantidad de ácido producido se vuelve demasiado elevada, colocando

en riesgo el mantenimiento del valor del pH sanguíneo, el organismo activa

mecanismos de compensación. El más eficiente es movilizar calcio de los

huesos, ya que el calcio tiene la capacidad de alcalinizar la sangre.

Dra. Cristina Sales, especialista en medicina funcional integrativa

El envejecimiento, el estrés, la actividad física intensa, algunas dolencias agudas o

crónicas, el tabaquismo y la contaminación ambiental aumentan la producción de ácido

La deshidratación, la ingestión de agua ácida como la que tenemos en Levante y la

ingesta de alimentos acidificantes (azúcar, café, alcohol y carne) agravan aún más la

acidificación del organismo.

Un organismo acificado está obligado a un constante esfuerzo adicional para

mantener estable su pH sanguíneo. Sufrimos porque nuestras células tienen dificultades

para desempeñar sus funciones y los tejidos no tienen un drenaje suficiente.

Un organismo acidificado tiene un rendimiento físico y mental deficiente: la persona se

siente sin vitalidad, con falta de energía, fatigada, con menor resistencia muscular,

menor adaptación al estrés y con las capacidades mentales bajas.

La acidificación crónica del organismo favorece el aumento de peso, los dolores

musculares y articulares, la ospeoporosis, el estrés oxidativo, las enfermedades

degenerativas y oncológicas y en general acelera los procesos de envejecimiento.

Beber agua alcalina es el medio más eficaz para compensar la acidificación del

organismo asociada con la edad y las condiciones adversas de la sociedad moderna.

El origen del agua de Monchique

El Agua Mineral Natural de Monchique nace de la circulación de aguas profundas por

un macizo sienítico que se eleva hasta los 902m de altura, en una colina del valle que

divide la tectónica Sierra de Monchique en Portugal.

Es un agua pura y cristalina, fuertemente mineralizada con un contenido característico

de sodio, bicarbonatos y flúor que le da unas características muy específicas.

El Agua de Monchique se conoce desde los tiempos de la presencia romana en la

Península Ibérica: existen restos arqueológicos en la región e inscripciones en latín

refiriéndose al agua Cicus Mons (el origen latino de Monchique ) como “sagrada”.

Beneficios del agua alcalina

.- Recupera la vitalidad orgánica y la sensación de bienestar.

.- Mejora el funcionamiento del sistema urinario

.- Reequilibra la acidificación provocada por la contaminación ambiental y la

alimentación deficiente de la vida moderna

.- Retrasa los signos asociados al envejecimiento

.- Previene la osteoporosis

.- Aumenta la protección antioxidante, beneficiando a todos los órganos

0 comentarios:

Publicar un comentario