viernes, 30 de septiembre de 2016































HISTORIA: Esta original planta, cuyas flores se abren por la noche, fue introducida en Europa a principios de siglo XVII, y era utilizada como planta ornamental. Pronto se descubrió que su carnosa raíz tenía un agradable sabor y que la planta serbia para algo más que decorar.
Aún así, hasta no hace mucho, esta planta era poco apreciada. Se le conoce, un tanto despectivamente, con el nombre de hierba del asno, ya que estos humildes animales la consumen con agrado.
Las investigaciones científicas llevadas a cabo a principio de los años ochenta, pusieron de manifiesto que el aceite de onagra posee unas interesantísimas  propiedades medicinales. En Alemania y Estados Unidos, especialmente, se han realizado diversos ensayos clínicos en pacientes que sufrían trastornos circulatorios, nerviosos, genitales y reumáticos, obteniendo excelentes resultados.

PROPIEDADES: El aceite extraído de las semillas de la onagra es muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, entre los que destacan el ácido linoleico (71,5%) y el linolénico (7-10%)

INDICACIONES: Por su riqueza en ácidos grasos esenciales, el aceite de onagra hace descender los niveles de colesterol, mejora la circulación sanguínea y tonifica el sistema nervioso. Constituye un remedio muy útil para los trastornos de la tercera edad.

En trastornos genitales: dismenorrea, ciclos irregulares, síndrome premenstrual, esterilidad por insuficiencia ovárica, reducción de quistes ováricos, endometriosis disminuyendo la inflamación del endometrio, sus ácidos grasos ayudan a la desinflamación mamaria, reduciendo o evitando la formación de bultos benignos en las mamas.

En trastornos de la respuesta inmunitaria: alergia, asma, eccema, dermatitis atópicas.

En trastorno de la conducta: niños irritables, nerviosismo, neurastenia, esquizofrenia.

DOSIS RECOMENDADA: La dosis terapéutica de este aceite está en tan solo 2-4g/día.

USO EXTERNO: En problemas dermatológicos como puede ser el acné (secreción sebácea) ya que es aceite diluye la acumulación de grasa en el poro de la piel, ya que esto impide que se acumule y la consecuente inflamación e infección característica del acné.
Para pieles secas ya que al ser rico en grasas omega-3, estas retienen  la humedad en la piel algo que va muy bien para pieles secas.
Eccemas, evitando la sequedad y aparición de picores así como la fácil descamación. Tratamiento alternativo a los corticoides o inmunomoduladores tópicos.

 Fuente: Enciclopedia de las plantas medicinales.


Durante el mes de octubre para que puedas disfrutar de las propiedades de este pequeño tesoro de la naturaleza te hacemos un 30% de descuento en el envase de Onagrapol; 400 perlas de 700 mg de aceite de onagra de 1º prensada en frío.  Aprovéchalo!!.

0 comentarios:

Publicar un comentario