viernes, 29 de marzo de 2019














Muchas mujeres con migrañas reconocen  haber experimentado un ataque poco después de haber ingerido alimentos altos en carbohidratos además de dulces y azúcar, los carbohidratos refinados también ocasionan que los niveles de azúcar en la sangre se incrementen rápidamente. Esto interfiere con la acción de varios neurotransmisores, tales como la serotonina, los cuales están relacionados con las causas de la migraña y pueden prolongar la duración de un ataque.
Por tanto es recomendable una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables.
Ácidos grasos esenciales como Omega 3 presentes en pescados azules, son beneficiosos para reducir la frecuencia y la intensidad de las cefaleas. Por ello se recomienda reducir la ingesta de grasas de origen animal e incrementar el consumo de pescado.
Junto con los cambios en la dieta es muy importante la incorporación del ejercicio regular como una forma de vida, ya que sus efectos terapéuticos también influyen en la mejora de las migrañas asociadas a trastornos hormonales, siendo los más recomendables los ejercicios al aire libre adecuados a las condiciones físicas de cada mujer.
En cuanto a  suplementos alimenticios:
-  Magnesio: los episodios de migraña han sido ligados a una deficiencia de este mineral en particular. El magnesio es importante porque forma parte de la transmisión de los mensajes químicos del cerebro a las arterias y ayuda a controlar el grado de dilatación arterial. Muchos hospitales en Canadá y Alemania ahora usan suplementos de magnesio como un tratamiento estándar para las migrañas, aunque también es efectivo para prevenirlas. La dosis de citrato de magnesio es de 600 mg/día, con las comidas, durante al menos 3 meses seguidos.
-    Las vitaminas del grupo B  son un buen remedio para la migraña. En particular, las vitaminas B2, B3 y B6 ayudan a prevenir la vasoconstricción -contracción de las arterias- y también inhiben la aglutinación de las plaquetas sanguíneas, lo cual ocurre durante los ataques de migraña. Se recomienda Vitamina B2 (100-400 mg/día) y Vitamina B6 (50-75 mg, tres veces al día) asociado a un complejo de vitaminas B una vez al día.
-   5-HTP: 200-600 mg al día, fuera de las comidas.
-   Coenzima Q10 (CoQ10): De 150 a 300 mg al día.
-   Plantas medicinales Manzanilla Romana. Utilizada en infusión: 8 o 10 flores por taza de agua. Dejar en infusión durante 10 min y beber antes de la comida.
-   Un estudio reciente indica que la combinación de fitoestrógenos tales como 60 mg de isoflavonas de soja, 100 mg de Angelica Sinensis (dong quai) y 50 mg de Cimicífuga racemosa durante 24 semanas tuvo un efecto positivo importante (56% de reducción de los dolores de cabeza) en pacientes con migraña asociada a trastornos hormonales.

0 comentarios:

Publicar un comentario