lunes, 28 de octubre de 2019

Hoy os presentamos otra planta muy bonita característica en estas fechas con propiedades interesantes, si este fin de semana decides salir por la montaña, podrás disfrutas de sus bonitas flores, el brezo es un arbusto pequeño y frondoso que crece en landas, acantilados marinos y bosques claros de suelos pobres. Al llegar el otoño, el característico tono malva de sus flores tiñe de un bello color todos estos lugares.
Desde finales de verano hasta el otoño, justo cuando sus flores comienzan a abrirse, se recolectan las sumidades floríferas (conjunto superior de hojas y flores) del brezo, donde se encuentran sus propiedades medicinales.
En fitoterapia, el brezo se utiliza tradicionalmente para aumentar la eliminación de líquidos del organismo y para aliviar los síntomas de ciertos problemas del tracto urinario. Pero, exactamente, ¿cuáles son sus propiedades?
El brezo presenta un elevado contenido en flavonoides, que le confieren capacidad antiinflamatoria y antimicrobiana, lo que ayuda a prevenir y tratar las infecciones del tracto urinario, así como a aliviar otras molestias asociadas a problemas del sistema renal, como las arenillas urinarias.
Asimismo, el brezo es también diurético y depurativo, lo que ayuda a limpiar el organismo y eliminar las toxinas causantes de las anteriormente mencionadas infecciones urinarias. Ayuda, además, a favorecer el buen estado del hígado.
Por otro lado, sus aceites esenciales, que actúan sobre el sistema nervioso central, permiten calmar los nervios y controlar la ansiedad.
De manera secundaria, el brezo proporciona también los cuidados de la piel necesarios para mantenerla hidratada y suave, al tiempo que disminuye las marcas de acné y heridas, gracias a sus propiedades cicatrizantes.
Para terminar, no podemos dejar de hablar de esta maravillosa planta, sin hacer mención de la miel de brezo y sus extraordinarias cualidades.
Miel de brezo
Se trata de una miel de color ámbar oscuro, y sabor ligeramente amargo, que contiene grandes cantidades de minerales y proteínas. En ella podemos encontrar algunas de las propiedades más características de la planta que la origina, así como una potente capacidad antiséptica, que acelera el proceso de cicatrización. Contiene también una gran cantidad de antioxidantes, que ayudan a eliminar los radicales libres, y a mejorar el estado de salud general.
Su fuerte sabor y consistencia la hacer idónea para tomar con yogur griego o un helado. Se puede utilizar también como una alternativa saludable al azúcar al elaborar repostería casera. Como curiosidad, cabe mencionar que es comúnmente utilizada en la fabricación de bebidas como el hidromiel.

0 comentarios:

Publicar un comentario